Ser infiel y ganar la Champions

jueves, 24 de abril de 2008 |


¿Se puede ser infiel a los principios futbolísticos y ganar la Champions? Pregunta de difícil respuesta ya que el fútbol es sorprendente en ocasiones. Lo normal es que no, en esa teoría en la que 2+2 son 4, en la que hay que ceñirse literalmente a la lógica. Más si cabe cuando los principios futbolísticos de un equipo le hacen disfrutar de una gran temporada, de unos números demoledores y de un juego a envidiar.

Hoy el Manchester ha sido infiel a sus principios, un hereje a esa biblia que en Old Trafford se conocen de versículo a versículo tras haberla leído una y otra vez esta temporada. No es la primera vez que se consuma esa herejía, ya el Manchester jugó con su destino ante la Roma y sólo fue absuelto por su pegada. Un equipo miedoso, especulador, apabullado por el mosaico blaugrana, por sus dudas existenciales o por las urgencias de saberse el favorito de todos y tener que demostrarlo.

En frente el F.C. Barcelona, un equipo que no ha sido tal durante toda esta temporada pero integrado por una serie de jugadores con una calidad técnica a la que no se puede poner objeciones. El Manchester se equivocó, lo hizo porque debió haber partido desde la premisa de que este tipo de partidos son los únicos que hacen recordar a los jugadores azulgranas de lo que han sido capaces de hacer, son los partidos que "les ponen".

El Barcelona pasó por encima del Manchester futbolísticamente hablando, por planteamiento, por fidelidad a su estilo, por ganas y por valentía. En los ingleses un Roonie desconocido, lastrado y perdido en una banda o no se sabe qué. Un Tévez más parecido al superviviente de una reserva india que a Jerónimo. Un Manchester que jugaba a lo que no sabe, a defender y recomendándose a la genialidad de un diablo portugués llamado Cristiano Ronaldo. Porque defender no defendió bien, tan sólo la falta de claridad en los últimos metros del Barcelona lo salvó de salirse en la curva. Y sí, tuvo sus ocasiones, contadas pero claras. Un penalti fallado y otro que no tuvo ni la oportunidad de fallar porque el hombre del silbato no vio o no quiso ver, tal vez pensó que era demasiado atrevimiento para la ocasión. También es de justicia señalar que el Barça reclamó el suyo y posiblemente fuera uno de tantos que no se suelen pitar pero que deberían pitarse.

Vi a Bojan calentar y mi alma de madridista políticamente incorrecto tuvo la certeza y el miedo de que el chico aportaría la frescura y la claridad que aportan la falta de prejuicios y presión propia de la edad. Pero minutos después respiré algo más tranquilo, era Messi el que se marchaba, era el más peligroso el que pedía el cambio por fatiga física. La misma fatiga que terminó por acabar con esa chispa necesaria del equipo anfitrión para llevarse el gato al agua.

No sé que pensará el aficionado culé, quizá se halle ante un mar de contradicciones.
Por una parte la certeza de que cuando los jugadores quieren pueden plantarle cara al rival más temido en el camino de la tercera, que no les da el fuelle para una temporada pero sí puede hacerlo para dos partidos más. Por otra la mala lectura de que cuando más han podido, cuando el hábitat era el idóneo, cuando tenían el balón como a ellos les gusta, cuando su rival no pasaba del 36% de posesión... no han sido capaces de rematarlo como otrora lo hubieran hecho.
Las espadas están en alto, ahora sólo nos queda esperar la segunda y definitiva parte de la historia. Y, sobre todo, nos queda la gran pregunta, la del millón ¿Quién será fiel a sus principios?

Seguramente el que lo sea se lleve la eliminatoria, seguramente si el Manchester sale a por todas ganará en el intercambio de golpes porque la efectividad parece muy decantada por lo visto a lo largo de esta temporada, porque el estado físico le arropa más si ha de jugar a la heroica. Pero ya se sabe, fútbol es fútbol y el resultado puede invitar a cualquier cosa. Tendrán que guardar ambos precauciones sabiendo que no hay más remedio que arriesgar, que aquí al que muere no hay guionista que lo resucite en otro capítulo.

Veo más favorito aun al Mánchester porque sin jugar a nada han salido ilesos, quizá si se ponen a ser ellos mismos la superiodidad que se les presupone salga a relucir. Pero cabe otra posibilidad, que vuelva a equivocarse y a ser hereje, no hay dos sin tres pero la tercera puede ser la vencida y pague su cobardía.

Sólo un detalle más, el aire de este país tiene algo que intoxica. La mejor cultura futbolística también se vuelve teatro y protesta airada cuando sale de las islas.

13 comentarios:

New dijo...

El Manchester tiene Ronaldo dependencia y en mucho menor medida de Rooney. Si no tienen el día lo pasan mal porque no hay nadie más...
Tévez es una broma y el tal Park este, otra.
Al ManU. le ha salvado lo que ha corrido Carrick y VanderSaar ha parado lo suyo también. Brown haciendo el trabajo sucio en la defensa y Bojan ganandole los balones aereos a Ferdinand........

Creo que en Old Trafford no será lo mismo.

New dijo...

Artículo de DOCTOR INFIERNO, por cierto.

fernando dijo...

El Barcelona mereció ganar por 1-0 por lo menos. El Manchester me defraudo totalmente. La eliminatoria está al 50% si al BArcça le valen dos de tres resultados posibles. Un abrazo.

Jules Winnfield dijo...

Un 0-0 en casa es un "buen" resultado, obviamente no mejor que un 1-0, pero si mejor que un 1-1.

No recibir gol era clave y se ha conseguido, con suerte, porque fallaron un penalty.

Ahora la clave es marcar fuera.

Bemsims dijo...

1-0 o 2-0 si Samu el que hablo esta fino ya estaba.

Saludos!

seah52 dijo...

No sé cuántas veces ha venido el Manchester a España en los últimos tiempos pero no recuerdo que haya ganado,ni al Valencia,ni al Barcelona ni al Madrid.

Ayer salieron acobardados y el Barcelona fue muy superior aunque le volvió a fallar la puntería otra vez y eso,en Europa,se suele pagar.

El partido de vuelta será otra historia.

RABACO dijo...

A ver cómo se lo montan en Old Trafford para salir (como decís por aquí) a por todas, y, al mismo tiempo, evitar que el Barça, con más espacios, se le meta doblada.

Ayer no se materializó el gol.
Pero ocasiones, las hubo.
Veremos a ver si con un poco
de suerte, lo que ayer no entró, entra allí.

Saludos cordiales.

tunante dijo...

hay q ver como gozan estos cules con un empate sin goles en casa. para ser el primer patido decente del barsa en la temporada se podria haber pedido goles al menos. el hermano parece mas preocupado de rajar que de meterla en la porteria y el que tira del carro es un jugador defenestrado por el club como deco.no os confundais el manchester hizo las cosas mucho mejor que vosotros y lo peor es que llevais sabor a victoria.

La quinta del Buitre dijo...

Yo esperaba más del ManU, sé que se echaría atrás, pero no tanto.

En Roma se desdobló más en ataque. Ayer fue un monólogo del Barcelona que mereció ganar.


Un abrazo, amigo.

Kaiser!! dijo...

Tunante, los cules gozamos, porque nos vimos que pudimos con ese equipo que los ANTIS deciaís que nos iban a MASACRAR, pillas????

Ayer nos falto el gol, pero no estamos orgullosos por un 0-0, yo creo que estamos orgullosos, porque vimos como los jugadores de nuestro equipo se tomarón el partido como se lo tenían que tomar, EN SERIO!!!!!

Visca BArça!!!

RABACO dijo...

Kaiser ha dado en el clavo.

Saludos Míster Kaiser.

Dale pelota dijo...

Gran articulo. Completamente de acuerdo en tus conceptos. Yo creo que en Old Trafford el Manchester sera fiel a su estilo y se impondra. Si el Barsa no pudo ayer teniendo el encuentro a placer, no creo que gane en el golpe a golpe.
Un abrazo.

TITO dijo...

Excelente articulo.